Baruch SPINOZA
11/01/2020

“La paz no es la ausencia de guerra, es una virtud, un estado de la mente, una disposición a la benevolencia, la confianza y la justicia.” Uno de los pilares sobre los que descansa la defensa y la protección de los derechos humanos es la paz, el entorno que permite a las personas desarrollarse plenamente, detonar sus potencialidades y vivir libres de miedo, conflictos y violencia. La paz es el máximo anhelo de la humanidad y las naciones, es el epicentro de la Carta de las Naciones Unidas, documento que llama a los países a proteger a las generaciones venideras del flagelo de la guerra y a ratificar la fe en los derechos fundamentales y el valor de la persona. Leer el articulo publicado en el sitio El sol de Toluca