Susana LUCERO
13/06/2020

Hablar de un nuevo salto en la conciencia, parece lógico en la historia de lo humano, si nos remitimos a los últimos quinientos mil años, podremos definir que el primero fue en los homínidas, al tener el registro del acto diferido, encuentro con el fuego y no huir, otro momento cercano a otro salto es en los paleolíticos cuando se encuentran los huesos de un neandertal, y al revisarlo se ven las fracturas curadas, es ahí cuando surge la interrogante, otro humano lo curó y cuidó en las etapas de plena cacería, lo mantuvo abrigado en la cueva, ese acto es un salto en la historia. Ahí podemos comprender que los saltos en la conciencia, son escasos, son situaciones que rompen los límites de la conciencia, del tiempo y el espacio. Leer el articulo publicado en el sitio Pressenza