Alice SLATER
20/06/2020

El Instituto Internacional de investigación para la Paz de Estocolmo (por sus siglas en inglés SIPRI) ha publicado su Anuario 2020, en el que informa acerca de los desarrollos en armamentos, desarme y seguridad internacional. A la luz de las noticias aterradoras sobre la creciente hostilidad entre los estados dominantes con armas nucleares que compiten por el poder, SIPRI expone una perspectiva sombría para el control de armas. Señala la continua modernización de las armas nucleares y el desarrollo de nuevas armas, el avance de las armas especiales que no tienen verificación ni control, y un aumento inquietante de las tensiones geopolíticas junto con un rápido deterioro de las prácticas y posibilidades de cooperación y monitoreo entre las grandes potencias. Todo esto tiene lugar en el contexto de una plaga mundial que ocurre una vez cada cien años, y en el contexto de una ola creciente de repulsión pública que se está levantando contra el racismo. Estados Unidos es el corazón de la segregación racial y la brutalidad policial hacia las personas que fueron esclavizadas en el pasado, traídas a estas tierras desde África, encadenadas en contra su voluntad. ¡Es evidente que la gente, no solo en Estados Unidos, sino en todo el mundo, están protestando en contra de las tácticas violentas y racistas de las fuerzas policiales nacionales, cuya misión es proteger a las personas, no aterrorizarlas, mutilarlas y matarlas! Leer el articulo publicado en el sitio Pressenza