Dominio propio para controlar la ira

Dominio propio para controlar la ira

Dominio propio para controlar la ira

Jota Mario VALENCIA
07/06/2019

Agresiones y otros demonios. Acciones que ponen al descubierto nuestro lado oscuro. Las agresiones, los insultos o las insolencias de los demás son algo cotidiano y espantoso, capaz de poner al descubierto nuestro lado oscuro y despertar todo lo malo que habita en nosotros. Junto a ellos vienen otros demonios que nos estimulan y terminan de complicar la situación y que será mejor reconocer y aprender a manejar antes de que sea necesario entrar en acción. El estímulo es todo aquello que nos afecta, sea para bien o para mal. Un estímulo puede ser una palabra hiriente o amable, un golpe o una caricia. A partir de allí viene el análisis, es decir, lo que se produce en nuestro razonamiento que hace descifrar y poder entender lo que ocurre. Como resultado del estímulo y del análisis viene la respuesta. Leer el articulo publicado el el sitio lailuminacion.com

Archivos