EEUU y el sueño de Martin Luther King

  1.  | 
  2. Acciones
  3. |

EEUU y el sueño de Martin Luther King

  1.  | 
  2. Acciones
  3. |

EEUU y el sueño de Martin Luther King

El ‘I have a dream’ (Yo tengo un sueño) de Martin Luther King, invita hoy, 58 años después de aquel memorable discurso, a repensar cuán largo aún es el camino de los derechos civiles en Estados Unidos. El 28 de agosto de 1963, ante más de 250 mil personas reunidas en el Lincoln Memorial, en esta capital, el líder afroamericano nacido el 15 de enero de 1929 en Atlanta, pronunció una conmovedora pieza de la oratoria que es legado para el presente y futuro del movimiento de derechos civiles estadounidense. Yo tengo un sueño pasó a ser el llamado permanente a la igualdad, sin exclusiones en una sociedad donde ‘las personas negras todavía no son libres’ y sigue ‘tristemente atenazada por los grilletes de la segregación y por las cadenas de la discriminación’, como afirmó ese día. Al hablar a la multitud, el pastor bautista pidió abrazar el amor y no el odio y reclamó ‘cobrar un cheque’ porque ‘cuando los arquitectos de nuestra república escribieron las magnificientes palabras de la Constitución y de la Declaración de Independencia, estaban firmando un pagaré del que todo americano iba a ser heredero’.

Leer el articulo publicado en el sitio Pressenza

Archivos