La “no violencia” no es pasividad

La “no violencia” no es pasividad

La “no violencia” no es pasividad

Judith BUTLER
20/09/2020

Es un momento extraño para publicar un libro como La fuerza de la no violencia (Editorial Paidós), el más reciente ensayo de Judith Butler que salió en su versión original en febrero de 2020 y llega a la Argentina en estos días, en traducción de Marcos Pablo Mayer. Siete meses no suele ser suficiente para que un libro se sienta de otra época: este año, sin embargo, es difícil pensarlo de otro modo. La fuerza de la no violencia no solamente se escribió antes de la pandemia; también, y quizás esto es más importante, se gestó antes del asesinato de George Floyd en Minneapolis a manos de la policía que desembocó en el estallido antirracista más importante en décadas de historia estadounidense. Es importante tener en cuenta este dato para comprender que el destinatario de esta especie de manifiesto de Butler contra la violencia política no tiene ninguna relación con la discusión sobre las consecuencias materiales de las protestas que varios meses después sigue rondando en el debate público de Estados Unidos (y que volvió con todo hace pocos días, a partir de la publicación de In Defense of Looting, el polémico libro de la activista Vicky Osterweil cuyo título podría traducirse como “en defensa de los saqueos”). Leer el artículo publicado en el sitio Clarin

Archivos