Rodrigo SÁNCHEZ ARCE
02/01/2020

No tuvimos descanso en 2019, los acontecimientos sucedieron sin tregua. La intensidad de la discusión política se dio como no la habíamos visto en años. Recuerdo la dinámica política anterior y puedo decir que hubo tiempos, semanas, incluso meses, en que pude haber prescindido por completo de internet y los medios de comunicación y no hubiera pasado nada. Hoy es diferente: para registrar los cambios políticos que suceden en el país no puede uno despegarse de los medios. Tal vez 1994 es el año más parecido a 2019 por los hechos que rompieron la parsimonia del sistema político mexicano. Comenzó el 1º de enero con la irrupción del EZLN, el mismo día de la entrada en vigor del TLCAN; continuó con la campaña de Colosio y su asesinato; la inseguridad fue más visible, tanto que se habló de la “colombianización” del país; luego de las elecciones, el asesinato de Ruiz Massieu y la crisis económica por el “error de diciembre” convulsionaron al país. Lire l’article publié sur le site El sol de Toluca