Iván NOVOTNY
10/01/2020

Luego del ataque bélico de EEUU que produjo la muerte de un alto general iraní y sus acompañantes el pasado dos de enero, el clima mundial está más convulsionado, con incertidumbre y escozor frente a la brutal violencia desatada. En un año electoral, con un juicio político en su contra, Trump pone en vilo a la humanidad al generar una escalada belicista en Medio Oriente. El poder iraní no se hizo esperar, atacando bases militares estadounidenses en Irak presionado por un preocupante sentimiento de venganza en amplias franjas de su población. En el mapa geopolítico internacional actual se juegan fuertes disputas de intereses, con una potencia estadounidense desesperada por recursos naturales y por generar movimiento en su maquinaria militar-industrial, pero que encuentra contrapesos como Rusia y China, que deberán jugar un rol central hoy, ya que son las únicas potencias capaces de generar una progresión hacia la paz y a bajar la tensión en Medio Oriente. Leer el articulo publicado en el sitio Pressenza